Zacahuil, tamal gigante que alimenta a decenas

La masa de maíz se rellena de carnes de diferentes tipos y todo se envuelve en varias hojas de plátano. (Gobierno de México)

El zacahuil es un producto gastronómico para quienes tienen mucha hambre.

Este tamal gigante es una de las preparaciones más representativas de la región huasteca en México que ha dejado a todos impresionados por su dimensión. El zacahuil puede alimentar a más de sesenta personas.

La región huasteca mexicana abarca los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo, Tamaulipas y, en menor proporción, Querétaro y Puebla. Los grupos originarios de huastecas dominaban en esta región; hoy, unas 60 mil personas en San Luis Potosí y Veracruz siguen hablando el idioma.

Varios estados mexicanos conforman el territorio donde los huastecas vivían antes de la llegada de los europeos. (Urvashi Makwana)

El tamal gigante que regalaron a la región, el zacahuil, puede llegar a medir hasta metro y medio de largo y a pesar 20 kilos o más, por lo que se requieren de varias personas a la vez para prepararlo.

Se prepara con masa de maíz martajado (maíz a medio moler) que se mezcla con manteca de cerdo. Después, se rellena de trozos de carne de cerdo, guajolote o pollo y se acompaña de una salsa de chile chino, cascabel y especias.

El nombre ‘zacahuil’ proviene del náhuatl ‘zacahuili’, que significa zacate o con sabor a zacate, según el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana de Larousse, aunque también significa “bocado grande“.

Es un tamal de grandes dimensiones y consistencia aguada, el cual se envuelve en varias capas de hojas de plátano, se amarra con mecate grueso y alambre, para finalmente ponerse a cocer en un horno de leña o texcal (horno prehispánico cavado en la tierra). Por sus grandes dimensiones, puede dividirse y venderse en los mercados mexicanos.

Se requieren de varias personas para preparar este tamal gigante. (Gobierno de México)

Las familias de la región huasteca preparan este tamal para eventos importantes, como bodas, XV años o bautizos, donde con uno solo se puede alimentar hasta a cincuenta personas.

“El zacahuil lo preparo solo cuando hacemos fiesta en la casa que, aunque es muy grande, lo preparamos de una versión pequeña como para un máximo de 20 o 30 personas. Eso sí, la preparación no cambia y tenemos un horno de leña hecho a base de arcilla. Usamos leña de naranjo para aportar mucho más sabor, y cuando se abre el tamal, el aroma inunda la casa, donde se abre el apetito a como dé lugar”, dijo Margarita Solís Villanueva, ama de casa en Poza Rica, Veracruz.

La preparación es compleja, pues además del tamaño y de la necesidad de varias manos para llevarlo al horno, se prepara con un día mínimo de anticipación. Además, se puede comprar en los mercados de la zona.

“En el mercado lo venden por porción, por un precio de 30 pesos, y lo puede acompañar con un atole de piña o agua de mandarina; es la mejor combinación para comer el zacahuil”, dijo Solís Villanueva.

Se dice que el zacahuil original se preparaba con carne humana, como venganza de los huastecas hacia los mexicas que los dominaban, pero no hay prueba de ello. De cualquier forma, se prepara desde la época prehispánica, quienes sabían calmar el hambre de muchas personas a la vez.

Por: Carlos Ramírez y Vanessa Sam.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post Zacahuil, tamal gigante que alimenta a decenas appeared first on Zenger News.