Viajar o no viajar: esa es la pregunta 

La pandemia ha golpeado el sector turístico en México duro. Los sitios turísticos estuvieron con poca afluencia durante todo el año, y no se han recuperado.

Para algunos, era un buen momento para aprovechar las bajas tarifas y las playas solitarias.

“A mediados de la pandemia viajé a Cancún, Puebla y los Cabos”, dijo Israel Castañeda Sánchez, abogado y viajero frecuente, de la ciudad de Veracruz. “Los hoteles prácticamente estaban sin visitantes, lo que hizo más placentero mi viaje”.

La pandemia mundial ha provocado que la afluencia de turismo, tanto nacional como internacional, bajara a niveles sin precedente, al grado que empresas de vuelos, hoteles y restaurantes sintieron los estragos desde los primeros meses.

Muchas empresas que dependían del turismo comenzaron a cerrar sus instalaciones, debido a la crisis económica por el confinamiento que ordenaron las autoridades de salud del gobierno federal para evitar la propagación del virus en México.

Los que se mantuvieron en servicio implementaron medidas sanitarias estrictas.

“En el caso de los lugares de playa, los hoteles tenían cabinas sanitarias que desinfectaban a los huéspedes a su llegada, así como al entrar y salir de las instalaciones”, dijo Castañeda Sánchez.

“En ningún momento me quité el cubrebocas, al igual que mi pareja. Ambos llevábamos lentes y careta, así como toallitas desinfectantes. Esa es mi principal recomendación que le puedo hacer a la gente si decide viajar a algún lugar turístico”.

Hay pocos turistas en las playas mexicanas, pero las medidas sanitarias se mantienen. (Christian Lambert/Unsplash)

En el último trimestre del año, los hoteles, las compañías aéreas y demás prestadores de servicios tuvieron que implementar medidas y protocolos de higiene, para así incentivar y promover los sitios turísticos del país.

También realizaron promociones para atraer al turismo nacional, con paquetes de vuelos y hospedajes por precios sumamente bajos comparado con lo que comúnmente cuestan.

Los hoteles recibirían solo un cierto número de huéspedes, a fin de no congregar muchas personas en sus instalaciones, debido a que se tenía que guardar una sana distancia.

Los restaurantes a su vez redujeron a la mitad las mesas disponibles a fin también de mantener distancia. Antes de entrar, los comensales se dejaron tomar la temperatura, recibían gel antibacterial y solo podían retirarse el cubrebocas al momento de degustar sus alimentos.

Solo de esta manera la industria turística pudo reactivarse, después de tener una nula actividad por casi medio año durante en confinamiento.

El uso de tapabocas es esencial. Este vendedor en Puerto Vallarta tiene cubierta la boca, mas no la nariz. (Nicole Herrero/Unsplash)

Ahora, más personas se atreven a viajar, en contra de las recomendaciones. La gente empieza a hacer sobre todo viajes a lugares cercanos, sin olvidar los protocolos de salud.

Pero otras personas todavía no se sienten seguras.

“La gente se está confiando mucho y la propagación de contagios en todo el país es muy volátil. Así como disminuye, en tres o menos días vuelve a subir”, dijo Antonio Cervantes Trejo, viajero frecuente y empleado de una fábrica de plásticos en la ciudad de Veracruz.

Advierte que aún no es seguro emprender ningún viaje, aun con precauciones.

“No es el momento de viajar”, dijo Cervantes Trejo. “No he podido ver a mis padres en Guanajuato por temor a enfermarlos, ya que son personas de la tercera edad. Tampoco he podido ver a mis hermanos, uno de ellos en Tijuana y otro en San Luis Potosí”.

Hay quienes hacen caso; siguen temiendo el virus y prefieren no viajar. Cervantes Trejo entiende su frustración. “Nosotros como familia acostumbrábamos a viajar, pero entendemos que no es el momento, tanto que podemos contraer el virus en cualquier lugar”, dijo.

“Aún somos vulnerables porque no tenemos la vacuna aún, a pesar de que usamos cubrebocas, careta y gel de alcohol para salir a algún mandado”.

Recomendaciones de viajeros frecuentes

–Usar cubrebocas en todo momento.

–Portar careta.

–Usar gel desinfectante o toallitas húmedas.

–Guardar sana distancia en lugares públicos.

–Comer en lugares abiertos de preferencia, y que las mesas estén distanciadas.

–Evitar saludar de mano.

–Evitar lugares con muchas personas.

–Lavarse las manos al llegar a la habitación del hotel.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post Viajar o no viajar: esa es la pregunta  appeared first on Zenger News.