Una pregunta de impuestos: ¿el IRS debe tener financiamiento obligatorio?

La senadora Elizabeth Warren (demócrata por Massachusetts) ofrece una conferencia de prensa con la representante Pramila Jayapal (demócrata por Washington) para proponer nuevas leyes que buscan gravar la fortuna de los más ricos de Estados Unidos. Se encuentran en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington, DC, el 1 de marzo. Warren y Jayapal presentaron el proyecto de ley para aplicar un impuesto del 2 por ciento a las personas cuyo patrimonio asciende a más de 50 millones de dólares. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Tras pedir que se tase a los multimillonarios con un impuesto sobre la fortuna y que se aplique un gravamen a las operaciones bursátiles, la senadora Elizabeth Warren (demócrata por Massachusetts) provoca polémica de nueva cuenta con sus llamados para hacer que el financiamiento del Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS) quede fuera del alcance del Congreso. Esta medida, dice la senadora, facilitaría el cobro de impuestos, pero, según sus críticos, afectaría de manera desproporcionada a los seguidores del Partido Republicano.

La “Ley de restauración del IRS de 2021”, que la senadora Warren presentó en mayo, propone otorgar un presupuesto de 31.5 mil millones de dólares al IRS, un incremento de casi el triple con respecto al presupuesto actual de 11.9 mil millones. El proyecto de ley también asignaría fondos de manera obligatoria a dicha agencia, en lugar de depender de las asignaciones anuales del Congreso.

El senador Ted Cruz (republicano por Texas) asiste a una audiencia de confirmación del Comité Judicial del senado el 28 de abril. (Tom Williams-Pool/Getty Images)

Además, cambiaría los requisitos para presentar las declaraciones, con el objetivo de incrementar el escrutinio de las entradas y salidas brutas de las empresas. Según la senadora Warren, esto ayudaría a luchar contra el fraude fiscal y “proporcionaría al IRS los recursos que necesita para perseguir a los ricos que evaden impuestos y cerrar la brecha fiscal”.

La senadora Warren apoyó su caso con un informe reciente de “ProPublica” sobre la marcada diferencia entre la fortuna de las personas más ricas del país y las tasas de impuestos comparativamente pequeñas que pagan.

Sin embargo, los republicanos ya acusan a sus oponentes de intentar convertir los impuestos en armas.

El senador Ted Cruz (republicano por Texas), por ejemplo, dijo el 14 de junio a Fox Business que cree que los demócratas y la administración del presidente Joseph R. Biden Jr. ya estaban sentando las bases para enfocarse en los ricos.

“Cuando se trata del IRS, esto es un abuso de poder”, dijo Cruz después de la publicación del informe de ProPublica, que mostró que los 25 estadounidenses más ricos pagan aproximadamente el 3.4 por ciento de sus fortunas en impuestos anuales, mientras que la tasa del impuesto sobre la renta en el estrato social más alto es aproximadamente 10 veces mayor.

“Esto es un abuso grotesco de poder”, dijo Cruz, “Es la politización del IRS. Vimos a Barack Obama politizar el IRS. Llevamos tan solo unos meses de la administración de Biden, y ya están politizando el IRS”.

En 2013, una polémica sobre la llamada “focalización fiscal” llevó a los republicanos a acusar a las autoridades fiscales federales de llevar un escrutinio adicional contra grupos del “Tea Party”, sugiriendo que el entonces presidente Barack H. Obama estaba atacando a sus enemigos políticos.

Una investigación del Departamento de Justicia de aquel momento no encontró evidencia de ataques motivados por cuestiones políticas, pero en 2017, la administración del entonces presidente republicano Donald J. Trump liquidó un acuerdo con unos 400 grupos conservadores por un “escrutinio intensificado y demoras excesivas” que le parecían injustos.

El entonces presidente Barack H. Obama habla sobre el estado de la economía, la infraestructura, la reforma fiscal y el comercio durante la “Mesa Redonda de Negocios” trimestral en Washington D.C., en septiembre de 2015. (Martin H. Simon-Pool/Getty Images)

“Los republicanos no confían en el IRS, especialmente cuando el otro partido está en el poder”, dijo a Zenger News William Zumeta, profesor de política pública y gobernanza en la Universidad de Washington.

Zumeta dijo que la historia reciente matizó la actual oposición del Partido Republicano a las propuestas fiscales.

“Posiblemente temen que la administración intente utilizar el IRS para golpear a organizaciones de tendencia conservadora establecidas como organizaciones sin fines de lucro”, dijo, y agregó que nunca estuvo convencido de que los temores tuvieran sustento: “Dudo que esto realmente suceda debido en parte a una fuerte cultura apolítica por parte del personal del IRS”.

Sin embargo, algunos críticos de la propuesta dicen que convertir la recaudación de impuestos en un arma puede ser una pendiente resbaladiza.

Una editorial reciente del “Wall Street Journal” argumentó que hacer que el financiamiento del IRS sea obligatorio, en lugar de depender del Congreso, desterraría los temores de la agencia de perder fondos en caso de que se descubra que se ha volcado contra ciertos contribuyentes por cuestiones políticas.

“Sin duda, hay una toma de postura sobre el tema, pero también hay preocupaciones sinceras”, dijo John Donahue, profesor titular de la cátedra Raymond Vernon de políticas públicas en la Universidad de Harvard, a Zenger News. “Politizar el código fiscal es la vía rápida hacia el autoritarismo, y cualquiera de las partes tiene razón en mostrarse sensible al respecto”.

Sin embargo, dijo, “dado que gran parte de las donaciones caritativas son para iglesias, y dado que las iglesias altamente partidistas se inclinan hacia la derecha política, es una tontería afirmar que el cumplimiento de la ley solo es legítimo si no hay un impacto desigual en los republicanos”.

Hay buenas razones políticas subyacentes para garantizar que los recaudadores de impuestos federales tengan los recursos necesarios para perseguir a los evasores de impuestos adinerados y garantizar un cumplimiento generalizado, dijo Donahue.

“No hay garantías; es posible malgastar el incremento de fondos sin conseguir ningún efecto, pero en mi opinión, las probabilidades son muy altas de que aumentar los fondos para la agencia … puede conducir a una mejor recaudación de impuestos”, dijo. “Quizás no sea suficiente, pero es muy, muy necesario”.

El presidente de Estados Unidos, Joseph R. Biden Jr., habla en la Casa Blanca el 22 de junio. (Kevin Dietsch/Getty Images)

Warren y otros demócratas argumentan que la ausencia de fondos obligatorios para el IRS perjudica la capacidad de recaudación de la agencia y amplía la brecha fiscal entre los distintos estratos sociales. Por el contrario, dicen, si se refuerzan los recursos destinados a la recaudación, el servicio terminaría pagándose a sí mismo, y cubriría algo más.

“Deberían recaudarse 4 dólares por cada uno que gaste el gobierno”, dijo Caroline Weber, profesora asistente de política pública y administración de la Universidad de Kentucky.

Weber dijo que después de años de recortes de fondos sustanciales, la agencia funcionaba casi con el último aliento, y que no entendía la oposición a un financiamiento más sólido para la recaudación de impuestos. “El presupuesto del IRS ha disminuido durante décadas, pero ha habido una reducción dramática en la última década”, dijo.

Según el propio IRS, el presupuesto operativo de la agencia disminuyó de más de 14 mil millones de dólares a menos de 12 mil millones entre 2010 y 2019. El presupuesto de implementación fue el que sufrió los principales recortes en esta disminución de más de 2 mil millones de dólares.

“Es desconcertante desde una perspectiva política”, dijo Weber sobre la oposición al financiamiento adecuado. “Es muy sensato, en términos de tomar medidas enérgicas [contra] la evasión, poner más dinero en la agencia para que esta tenga los recursos y los medios para auditar”.

“Las auditorías son costosas y complicadas. … Para cerrar una brecha, hay que castigar a personas que hacen declaraciones erróneas. Si no hay consecuencias, la aguja no se moverá. Si alguien siente que es posible que lo auditen, es menos probable que intente evadir impuestos”.

En abril, el comisionado del IRS, Charles Rettig, dijo al Comité de Finanzas del Senado que la brecha fiscal probablemente excedía 1 billón de dólares por año, más del doble del último estimado de 441 mil millones. Otros cálculos sugieren 700 mil millones de dólares que podrían cerrarse mediante un mejor cumplimiento de impuestos.

Charles Rettig, comisionado del IRS, testifica durante una audiencia del Comité de Finanzas del senado el 8 de junio, sobre la solicitud de presupuesto de la agencia para 2022 (Tom Williams-Pool/Getty Images).

El “Plan para las familias estadounidenses” que Biden dio a conocer en abril, enfatiza la “brecha fiscal” pero, en contraste con la propuesta de la senadora Warren de triplicar el presupuesto anual del IRS y convertirlo en un financiamiento obligatorio, solo propuso un aumento de 1.3 mil millones de dólares el próximo año y luego 80 mil millones más durante los próximos 10 años.

“A lo largo de los años, el porcentaje de auditorías para los grupos de ingresos más altos ha disminuido”, dijo Zumeta, de la Universidad de Washington. El incremento propuesto de impuestos, dijo, no solo reforzaría la recaudación, también actualizaría los sistemas informáticos obsoletos y facilitaría las auditorías.

Sin embargo, señaló que los planes de la senadora Warren probablemente terminarían tropezando con una fuerte oposición republicana en el Senado.

Como un partido “que no está entusiasmado con que se amplíe la capacidad de ingresos del gobierno”, luchar contra el financiamiento de una agencia que a muchos votantes les disgusta era una obviedad, dijo Zumeta.

“En términos generales, el Partido Republicano se opone al financiamiento del IRS y no está interesado en incrementar los ingresos del gobierno”, dijo. Los republicanos “consideran que esto facilita la expansión de los programas gubernamentales en general, a lo que en su mayor parte se oponen filosóficamente”.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)



The post Una pregunta de impuestos: ¿el IRS debe tener financiamiento obligatorio? appeared first on Zenger News.