Sueños de la niñez se convierten en trabajo amado 

Édgar Pérez era amante de los superhéroes en su niñes, y ha llevado esta pasión a la vida adulta, al vender productos basados en ellos. (Joel Muniz/Unsplash)

Bomberos, policías, enfermeras, doctores, modelos… todos son sueños que los niños imaginan para cuando lleguen a su vida adulta.

Sin embargo, pocos son los que mantienen sus posturas respecto a sus aspiraciones conforme van creciendo, como lo ha hecho Édgar Pérez, de 36 años, contador mexicano por la Universidad Veracruzana.

“Me acuerdo que en casa teníamos televisión, y mi pasión siempre fue ver las series, las caricaturas extranjeras que nos llegaban por Canal 5, y después las que nos llegaron por Canal 13 y Canal 7”, dijo Pérez.

“Desde entonces supe que en algún momento de mi vida yo me dedicaría a algo con respecto a las caricaturas. No sabía a qué, pero tenía esa certeza”.

Loc compradores de estos productos suelen ser otras personas apasionadas de las caricaturas. (Christian Valera Rebolledo/Café Words)

Pese a contar con una licenciatura y dedicar parte de su vida laboral a la contaduría, hoy Pérez da vida a las alcancías al decorarlas, así como vende artículos de colección, en su mayoría juguetes. Todo tiene que ver con las caricaturas y series que consumió de pequeño.

Ofrece a la venta artículos de Mario Bros., X-Men, Spiderman, G.I. Joe, personajes del mundo Disney, y muchos más del mundo Marvel y el mundo DC, entre otros.

“Tengo mi trabajo, pero yo quería vivir mi pasión, obtener algo de ese sentimiento. Así empecé con las alcancías, que verdaderamente las exploté. Ahora quise ir más allá con la venta de artículos de colección. Es un mercado mucho más cerrado, porque no va dirigido a cualquiera, sino a verdaderos amantes de estos artilugios”, dijo Pérez.

“Evidentemente he tenido que invertir mucho dinero en la compra, que también tiene que ver con cazar toda aquella pieza que sé que vale más de lo que piden por ellas. Adquiero las piezas y de ahí las pongo en forma y las revendo. Algunos amigos se ríen y la mayoría me da su apoyo, pero esto es una pasión y un negocio”.

Las pasiones de a niñez pueden convertirse en un negocio en la adultez, como lo que ha pasado con Pérez. (Christian Valera Rebolledo/Café Words)

De acuerdo con Édgar García, psicólogo clínico por la Universidad Cristóbal Colón, casos como el del joven contador tienen origen en la impronta, una etapa de la infancia que puede llegar a marcar el futuro de la personalidad en la edad adulta.

“No suena extraño el caso de mi tocayo. Supongo, por lo que expresa, que es un hombre sensible. Lo fue de niño y lo es ahora, y es esa sensibilidad positiva la que le lleva a buscar la realización en este tema. De alguna forma, capitalizar las emociones, aún en forma económica, es admirable”, dijo el psicólogo.

Por su parte, Pérez vive su pasión en cuanto hace a la venta de alcancías y artículos coleccionables: “Lo haré por el tiempo que la vida lo permita, mientras no me estanque y si me sigue dejando dinero, lo seguiré haciendo”.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post Sueños de la niñez se convierten en trabajo amado  appeared first on Zenger News.