¿Qué hacemos con Kim? Cumbre de la Casa Blanca con el líder de Corea del Sur

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habla frente a las oficinas de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy P. Pelosi, en Washington, D.C., el 20 de mayo. (Jabin Botsford-Pool/Getty Images)

El viernes, el presidente de Estados Unidos, Joseph R. Biden Jr., se reunió con su homólogo surcoreano Moon Jae-In en la Casa Blanca.

Esta es la segunda vez que Biden recibe a un líder extranjero en la Casa Blanca, luego de la visita del primer ministro japonés Yoshihide Suga el mes pasado. Previo al encuentro, los funcionarios de la presidencia habían insinuado en términos muy generales que Biden quiere seguir un enfoque novedoso para lidiar con Corea del Norte, su dictador Kim Jong Un y su agresivo programa de misiles nucleares.

En las palabras previas a la reunión bilateral, el presidente Moon Jae-In recordó que Corea del Sur y Estados Unidos, “tienen una fuerte alianza forjada hace más de 70 años. Estados Unidos es ese amigo eterno que nos ayudó y guio en nuestros tiempos de mayor necesidad”, dijo.

También mencionó que ambos países han reafirmado su compromiso de fortalecer los lazos diplomáticos entre las dos naciones para llevar la paz a la península de Corea. “Creo que nuestros pueblos estarán encantados de escuchar esto el día previo al 139º aniversario de nuestras relaciones diplomáticas”, señaló.

Desde el inicio de su administración, la política exterior de Biden ha sido radicalmente distinta a la diplomacia de retórica candente de Trump, quien llamó a Kim “pequeño hombre cohete” y lo amenazó con aniquilarlo, pero luego visitó Corea del Norte y ofreció pasearlo en el avión presidencial.

El presidente de Estados Unidos, Joseph R. Biden Jr., habla sobre el conflicto en Medio Oriente en la Casa Blanca, el 20 de mayo. (Anna Moneymaker/Getty Images)

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el mes pasado que el presidente reconoce que todas las administraciones presidenciales desde la de Bill Clinton en la década de 1990 han fracasado en su propósito de desnuclearizar Corea del Norte.

“Nuestro objetivo sigue siendo la desnuclearización completa de la península de Corea, teniendo en claro que las últimas cuatro administraciones no lo han logrado”, dijo Psaki a los periodistas.

“Nuestra política no se centrará en lograr un gran acuerdo, ni dependerá de tener paciencia estratégica”.

Si bien la desnuclearización total de la península de Corea sigue siendo el objetivo final, Biden ha dicho que quiere encontrar un punto medio entre los intentos poco ortodoxos de Trump de lograr una diplomacia de líder a líder, y la política de Obama, quien mantuvo la puerta abierta a un posible compromiso con Corea del Norte si el país asiático actuaba de forma distinta.

La Casa Blanca ha utilizado términos como “calibrado” y “práctico” para definir este nuevo enfoque diplomático. Sin embargo, ha dicho que Biden planea basarse en la declaración conjunta de 2018, firmada por Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un en su histórica reunión en Singapur.

Entre otras cosas, la reunión de Trump en junio de 2018 con Kim en Singapur, la primera entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano, resultó en un compromiso conjunto para buscar la paz y la desnuclearización de la península de Corea, así como para la repatriación de los cuerpos de soldados estadounidenses que lucharon en la Guerra de Corea.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, se encuentran en la zona desmilitarizada que separa Corea del Sur y del Norte en junio de 2019. (Handout/Dong-A Ilbo via Getty Images)

Ambos líderes celebraron una segunda cumbre en la capital de Vietnam, Hanoi, el siguiente año. Pero no llegaron a un acuerdo sobre la desnuclearización. Más tarde ese año los mandatarios se reunieron dentro de la zona desmilitarizada que separa Corea del Norte y Corea del Sur para reiniciar la conversación. La reunión final entre Kim y Trump no generó ningún progreso sustancial.

Desde entonces, Corea del Norte no ha mostrado indicios de que planee poner fin a su programa nuclear.

Pero la desnuclearización de Corea del Norte no es el único tema que vincula a la Casa Blanca con el gobierno de Corea del Sur. En el discurso previo a la reunión, Moon Jae-In resaltó la creciente cooperación industrial entre los dos países en materia de semiconductores, baterías y comunicaciones.

“Una creciente cooperación entre Estados Unidos, un centro de negocios globales, y Corea, un punto económico emergente en el este asiático, será un gran avance en la recuperación económica no solo de los dos países, sino de todo el mundo”, dijo Moon Jae-In.

Están por verse los efectos del acercamiento comercial entre las dos naciones en el resto del continente americano. Corea del Sur es el sexto socio comercial de México a nivel mundial, y México es el primer país de América Latina para Corea. Más de 2 mil empresas surcoreanas tienen inversiones en México, entre las que destacan Samsung, LG, Kores, Kepco, Kogas, Posco, Hyundai y KIA. Y, según cifras de la Secretaría de Economía de México, el intercambio entre ambas naciones fue de 20.87 mil millones de dólares en 2018.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)



The post ¿Qué hacemos con Kim? Cumbre de la Casa Blanca con el líder de Corea del Sur appeared first on Zenger News.