No puedo creer lo que mi hijo me preguntó 

Hay preguntas de los hijos que muchas veces los padres no saben responder.

“Mi hijo tiene 4 años y me preguntó sobre algo que no sé de dónde lo habrá escuchado”, dijo Lizbeth Landa Figueroa, de 33 años, madre de familia radicada en la Ciudad de Veracruz. “De momento sí te sorprende porque no esperas que tu hijo te pregunte temas delicados”.

Gracias al Internet, hoy el acceso a todos los temas está muy a la mano. El flujo de información es la base de las dudas que pueden surgir en los niños.

Los padres muchas veces entran en predicamentos cuando sus hijos les preguntan alguno que no saben contestar o que no saben abordar de manera que sus hijos se lleven una buena respuesta — veraz, pero a su nivel de comprensión.

“Traté de no ponerme nerviosa y de manera inmediata busqué información en Internet”, dijo Landa Figueroa. “Fue a través de dibujos que le pude explicar. Me fue muy bien, esto gracias a la asesoría de nuestra psicóloga.

La comunicación entre padres e hijos es importante para generar lazos de confianza. (Quokkabottles/Unsplash)

Especialistas como los psicólogos afirman que la mejor manera de responder a un niño este tipo de dudas es hablar con la mayor veracidad posible, así como también lo más ameno posible acorde a su edad, sin darle muchas vueltas al tema.

“Acerca de los cuestionamientos de los niños referentes a temas difíciles, siempre es importante escucharlos, saber sus opiniones, estar en todo momento lo más tranquilo y sereno posible”, dijo Javier Jiménez Castro, psicólogo de 45 años, egresado de la Universidad Cristóbal Colon en la ciudad de Veracruz, México.

Lo más recomendable siempre para los padres es tocar temas delicados en edades tempranas para generar un vínculo de estrecha confianza con sus hijos. Además, es importante darles una base para que formen ideas sólidas.

“Lo más importante en todo momento durante la conversación con los hijos es escucharlos e ir inculcándoles valores para que formen ellos mismos su criterio”, dijo Javier Jiménez Castro.

La espontaneidad de los niños puede provocar situaciones complicadas para los padres, pero estos pueden responder con base en el respeto por valores en común. (Caroline Hernandez/Unsplash)

Siempre hay que tener un diálogo abierto, como comenta el especialista, para que los niños pregunten y se les responda de manera concisa.

“No tener miedo a que la plática se vuelva repetitiva es la clave”, dijo el especialista.

“Lo mejor que puede hacer una mamá o papá es hablar lo más abiertamente posible con sus hijos, ya que de esta manera los niños se exponen menos a situaciones de riesgo, como lo son películas, TV, amigos o el Internet”.

“Hay un punto importante: los padres siempre deben inculcar valores como el amor, respeto y tolerancia, enseñarles su significado y el hacerles ver que toda persona tiene una característica, lo que nos hace diferentes entre todos. Por otro lado, lo importante es fomentar las amistades que dejen algo positivo en ellos y sobre todo fomentar la autoestima en ellos”, dijo Jiménez Castro.

“La espontaneidad de los niños hace que a su vez tengan inquietudes naturales”.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post No puedo creer lo que mi hijo me preguntó  appeared first on Zenger News.