La telefonía mexicana se construyó sobre Telmex

En tiempos modernos es difícil imaginar que en el pasado las personas vivieran incomunicadas por tanto tiempo, pero así fue.

¿Cómo es posible que tantas personas en tantas partes se comuniquen en fracciones de segundos, escuchando la voz de seres queridos y compartiendo su vida a través de la distancia?

Para poder proporcionar este servicio tan vital a todos, la Compañía Telefónica Mexicana ha sido líder al dar vida a los teléfonos, viviendo altibajos dignos de cualquier ‘chat’ en redes sociales.

La empresa se creó en 1881, pero fue a principios del siglo XX que se coronó como la única proveedora en comunicaciones en México. Hay una gran historia antes de posicionarse como tal y un camino al éxito que sigue viéndose reflejada hoy.

A mediados del siglo XX en México, los usuarios de las telecomunicaciones registrados en una empresa no podían llamar a otra, lo que ocasionó muchos problemas internos tanto en decisiones administrativas como de mantenimiento. Para superar el problema, en 1947, Teléfonos de México se fusionó con la empresa Ericsson (creada en 1905), con un proyecto entre manos. Deseaba expandirse por todo el país.

En la época en la que se fusionaron, México vivía un tiempo de cambios profundos, modernizándose mientras dejaba atrás algunos obstáculos de desarrollo cultural, económico y social. El entonces presidente Miguel Alemán fue el responsable de fusionar ambas empresas, pues poco más del 50% de las acciones de Ericsson pasaron a ser del gobierno federal. Para darle un nuevo toque, la empresa de telefonía fue bautizada como Telmex.

En la década de 1960, se implementó el servicio de Larga Distancia Automática, mejor conocida como LADA, el plus que le otorgó una valía enorme a esta empresa, la segunda más reconocida por sus innovaciones a nivel internacional.

“Recuerdo que cuando contraté la línea a finales de los setentas, el número asignado era de solo cuatro dígitos y con el paso del tiempo, pasó a tener los 10 dígitos que actualmente debemos marcar”, dijo Cristina Rebolledo Velazco, una pensionada y habitante de Veracruz, México.

La empresa también ofrecía más ventajas especiales. “Además, al contratar, en esa época, te convertías en accionista de Teléfonos de México. Te daban una o dos acciones por cada línea contratada”, dijo Rebolledo Velazco.

Celular service, Internet and competing services have led Telmex to evolve. *** El servicio celular, el Internet y servicios de la competencia han llevado a Telmex a evolucionar. (Jonas Lee/Unsplash)

A partir de ese momento pasaron 30 años ‘buenos’ en los que la compañía se apoderó de la atención de millones de ciudadanos.

“La verdad es que aunque ahora nos quejamos del servicio y de las tarifas no tan económicas, en su momento Telmex fue un servicio muy bueno para todos los mexicanos. Podíamos comunicarnos a distancia”, dijo Rebolledo Velazco.

En 1990, con el impulso hacia el neoliberalismo, el presidente Carlos Salinas de Gortari quiso privatizar servicios nacionales. De inicio, no vendió Telmex, sino que solo una parte de la empresa fue subastada.

Un año después, el gobierno vio la oportunidad de vender las acciones que restaban a uno de los mayores inversionistas que apostó por el proyecto, Grupo Carso, el cual tomó control absoluto de la empresa bajo el liderazgo de Carlos Slim.

Carlos Slim, the owner of Grupo Carso, modernized Telmex as a private company. *** Carlos Slim, el dueño de Grupo Carso, modernizó Telmex como empresa privada. (Brendan Smialowski/Getty Images)

Al quedar en el poder de Slim, Telmex pasó por una renovación en cuanto a la nueva tecnología con la fibra óptica y total cobertura del territorio nacional, además de que se restablecieron las cabinas por cobro de telefonía pública, dejando atrás las anticuadas casetas por unas mejores en formato digital.

También se expandió el mercado de la telefonía a otros países, haciéndose de comunicación a larga distancia, pero esto elevaba el costo final en los recibos.

En 2014, el gobierno estableció en la Reforma en Telecomunicaciones que quedaría eliminado el cobro a larga distancia, el cual desapareció en 2015. Ahora, comunicarse es fácil y económico.

El mundo siempre está cambiando, y la entrada al mercado de los teléfonos celulares, así como la explosión de Internet, interrumpieron el trayecto de Telmex. También perdió parte de su mercado objetivo a causa de las nuevas regulaciones gubernamentales.

La competencia ha impulsado la evolución, y ahora Telmex sigue siendo de las principales opciones entre la clientela mexicana por sus servicios variados. Falta ver qué nuevos retos enfrentará a futuro.

(Editado por Melanie Slone)



The post La telefonía mexicana se construyó sobre Telmex appeared first on Zenger News.