La tanda permite el ahorro para muchos mexicanos

La tanda es una forma de ahorrar en México, muy usada entre los trabajadores. (Michael Longmire/Unsplash)

Las tandas representan una manera curiosa que los mexicanos tienen de proteger ingresos. Son muy comunes en familias y entre quienes practican oficios.

La tanda es una forma de ahorro, llamada también sociedad de ahorro. Es una mecánica por la cual un grupo de personas tiene una meta fija. Por ejemplo, se lleva a cabo una tanda de 9 mil pesos en 9 meses y se invitarán a 9 personas, de preferencia amigos o familiares, y cada uno aportará mil pesos de manera mensual.

Al ser 9 personas, cada una escogerá un número del 1 al 9. Así, la persona que escogió el número 5 recibirá en el quinto mes los 9 mil pesos, pero, tanto antes de su número como después, deberá dar mil pesos de manera mensual.

“En mi caso, entre la familia hacemos tandas de 15 mil pesos entre 15 miembros de toda la familia; tías, tíos, primos participan dentro de ella. Fácil llevamos como 8 tandas realizadas de esta manera sin ningún problema y nos ayudamos mutuamente entre todos. Si no es de esta forma, no podría yo ahorrar por más que quisiera, y no me gusta meter mi dinero al banco porque este no crece, ni me genera un extra”, dijo Mayra Salvatierra Jacome, ama de casa de 41 años en la ciudad de Boca del Río, México.

Las tandas son consideradas una manera de proteger las ganancias en un país con poca confianza en las instituciones. (Micheile Henderson/Unsplash)

Se considera que la tanda es una manera de generar un crecimiento económico y mejorar el estatus de vida. También gracias a este hábito del ahorro, se han podido emprender negocios importantes que a la larga generan mayores ingresos económicos.

La importancia de este método de ahorro radica en las personas que el organizador invita. Entra mucho la cuestión de invitar siempre a personas cercanas y con mucho tiempo de conocer, y que sean responsables y serios, ya que de esto dependerá que todos los miembros participen con certidumbre y sin ningún contratiempo.

Las cosas no siempre salen tan bien.

“Antes, utilizaba las tandas entre amigos conocidos o familiares, hasta que hubo una tanda la cual fue organizada por la cuñada de mi prima”, dijo Verónica Duran Saavedra, de 38 años, trabajadora de una tienda de abarrotes en la ciudad de Veracruz, México.

“Pensé que por ser familia había algo de seriedad y responsabilidad de parte de ella, lo cual no sucedió. Era una tanda de 15 personas y yo tenía el número [turno] 7. Se tenían que dar 100 pesos de manera quincenal. Los problemas iniciaron a partir del número 3, ya que la persona recibió todo el dinero, pero de ahí en adelante ya no volvió a pagar su número de manera quincenal y esto generó conflictos al grado que varias personas se salieron, lo cual afectó a todos, ya que pensábamos que esta tanda tenía personas serias y no fue así”.

El mexicano suele confiar más en las tandas que en los bancos. (Sandra Gabriel/ Unsplash)

A veces se invita a personas cuyo estatus económico es desconocido, lo que puede derivar en problemas. No se sabe si podrán solventar el pago mensual que se tiene que dar de manera firme cada mes.

A pesar de los problemas, puede ayudar a la gente a ahorrar cuando no tiene el hábito, y si para algunos resulta complicada, para muchos es una buena manera de manejar el dinero.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post La tanda permite el ahorro para muchos mexicanos appeared first on Zenger News.