Ferrocarrileros marcaron lucha sindical en México 

La huelga ferrocarrilera mexicana de 1959 marcó el rumbo de los derechos de los trabajadores en la nación.

Los empleados del ferrocarril en México siempre denunciaban pobres condiciones laborales, desde sus inicios a finales del siglo XIX. Hubo una protesta en 1936 que revolvió la industria, pero no significó cambios reales.

En la década de 1950, los empleados se juntaban en secreto para poder organizar lo que ahora se conoce como el famoso movimiento ferrocarrilero, con la finalidad de reclamar una mejora en sus derechos, como incrementos salariales.

“Es verdad que al paso de los años el sindicato ha pasado por distintos escenarios, muchos han sido de lucha y otros de gozo. Lo que sí es que en todo momento han sido de mucho, mucho trabajo”, dijo Jorge López Alegría, de 64 años, miembro de la sección 28 del Sindicato Ferrocarrilero en Veracruz, México.

Los trenes juegan un papel sobresaliente en la historia de México. Aquí se ve el Tren Central. (Public Domain)

El movimiento tuvo varios líderes entre 1948 y 1958, quienes buscaban hacer verdaderos ajustes estructurales para denunciar las situaciones que no agradaban a los obreros. Las quejas abarcaban condiciones laborales, horarios, salarios y prestaciones, entre otras.

“Hablar de luchas, pues hemos tenido muchas, unas más fuertes que otras”, dijo López Alegría. “Principalmente cuando se negocia el contrato colectivo de trabajo con las autoridades, quizá esas sean las luchas más importantes del sindicato”.

A finales de junio de 1958, los trabajadores emitieron su propia declaración de derechos (Plan del Sureste) y convocaron a una huelga estratégica. La ocupación militar de la sede de las autoridades y los sindicatos independientes reprimió las manifestaciones ferroviarias, lo que bloqueó el movimiento.

Los huelguistas se vieron obligados a ceder en un proceso electoral interno. Sin embargo, las condiciones de trabajo no cambiaron, por lo que en 1959, se realizaron huelgas en todo el país.

Los sindicalistas pidieron un alto al fuego para cumplir con las condiciones estipuladas en el contrato colectivo, pero en respuesta obtuvieron despidos y detenciones, lo que aniquiló casi por completo el Sindicato Ferrocarrilero.

El sistema ferrocarrilero mexicano ha vivido momentos de lucha, huelgas y cambios que influyeron en otros rubros del país. Este tren viejo está en Aguascalientes. (Alex Quezada / Unsplash)

Al final, los ferrocarrileros lograron abolir lo que llamaban el ‘sindicalismo charro’. Se llama así en honor a Alfonso Ochoa Partida, un ferrocarrilero que practicaba la charrería.

En una confrontación en 1948, Ochoa Partida tomó el control del sindicato por la fuerza, con el apoyo de los políticos y las guardias presidenciales. Por eso, ahora se llaman ‘charrazos’ los golpes de líderes sindicales que se unen al gobierno en contra de sus propios compañeros sindicalistas.

El levantamiento despertó la conciencia social sobre las pobres condiciones laborales en varios sectores y sobre la violencia represiva. De esta manera, los ferrocarrileros impulsaron la sindicalización de varias áreas y sectores laborales, un hecho que se hizo muy presente en 1968, con las marchas colectivas de trabajadores y estudiantes.

Quienes participan en el sindicato agradecen los logros.

“Te puedo decir que a lo largo de mi vida trabajé desde chamaco en distintos oficios”, dijo Salvador Alegría, de 59 años, también miembro de la sección 28 del Sindicato Ferrocarrilero en Veracruz. “Quien me abrió las puertas fue el sindicato ferrocarrilero, a quien le debo mi carrera, los logros, como sacar a mis hijos adelante”, dijo.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post Ferrocarrileros marcaron lucha sindical en México  appeared first on Zenger News.