Estudio asocia miles de muertes anuales por enfermedades respiratorias y cardiovasculares a incendios forestales 

strongUn árbol se quema mientras el incendio Dixie se expande en el área el 26 de julio de 2021, cerca de Quincy, California. El incendio Dixie, el cual inició el 14 de julio, y todavía está activo, hasta ahora ha quemado más de 370 mil hectáreas y ha destruido más de mil edificaciones, según Cal Fire. (Justin Sullivan/Getty Images) /strong

Un estudio histórico presentado esta semana muestra de manera integral que la exposición a corto plazo al humo de los incendios forestales está vinculada a muertes por enfermedades cardiovasculares y respiratorias en todo el mundo.

Según el coautor del estudio, Yunming Guo, los incendios forestales impactan directamente en la salud física y mental.


El estudio, que fue publicado en la edición de septiembre de The Lancet Planetary Health, analiza más de 65.6 millones de muertes, por todas las causas, comprendidas entre el 1 de enero de 2000, y el 31 de diciembre de 2016, con información recolectada de 749 ciudades en 43 países. El estudio confrontó esos datos con concentraciones diarias de materia particulada (PM2.5) relacionada con incendios forestales. Dichas partículas ingresan a los pulmones, y después al torrente sanguíneo. La materia particulada de los incendios forestales es más tóxica que las partículas de los incendios urbanos, debido a su tamaño más pequeño y a las altas temperaturas asociadas, según el estudio.

Los incendios forestales han devastado bosques y tierras de cultivo en varios países en los últimos años. La temporada de incendios forestales 2019–2020 en Australia consumió más de 18 millones de hectáreas, mientras que al menos 105 mil ardieron en California en 2019.

Las llamas rodean una propiedad en construcción el 2 de febrero de 2021, en Perth, Australia. Decenas de casas se perdieron mientras los bomberos trabajaban para controlar el incendio forestal de Wooroloo, en el área de las colinas de Perth. (Paul Kane/Getty Images)

“La contaminación del humo de los incendios forestales puede extenderse hasta mil kilómetros, y se proyecta que el riesgo de estos incendios aumentará a medida que empeore el cambio climático”, dijo Guo, y agregó que la propagación de la polución del aire no conoce fronteras.

El equipo de investigación internacional, dirigido por Guo y por la profesora Shanshan Li, de la Universidad de Monash, determinó que más de 33,500 muertes por año eran directamente atribuibles a la contaminación por incendios forestales en las ciudades examinadas.

Los países con más muertes relacionadas con el humo de incendios forestales incluyen a Japón, con más de 7 mil muertes anuales en 47 ciudades; Brasil, con más de 1,600 en 18 ciudades; México, con más de 3 mil en diez ciudades; China, con más de 1200 en 15 ciudades; Sudáfrica, con más de 5,200 en 52 ciudades; Tailandia, con casi 5,300 en 62 ciudades, y Estados Unidos, con casi 3,200 muertes anuales en 210 ciudades, asociadas a materia particulada en suspensión de incendios forestales.

En 2021, los más de 260 grandes incendios en la región amazónica de Brasil han ardido en más de 100 mil hectáreas, una zona aproximadamente del tamaño de Los Ángeles, California. “Estos datos revelan impactos significativos en la salud por los incendios forestales, desde antes de que los incendios de 2019 en Brasil captaran la atención mundial, seguidos de un período de incendios igualmente intenso el año pasado”, dijo Guo.

En esta imagen aérea, un incendio arde en una sección de la selva tropical del Amazonas, el 25 de agosto de 2019, en la región de Candeias do Jamari, cerca de Porto Velho, Brasil. Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil, el número de incendios detectados por satélite en la región amazónica en agosto de 2019, fue el más alto desde 2010. (Victor Moriyama/Getty Images)

Durante el período de estudio, más de 48 mil brasileños fueron hospitalizados cada año, debido a la contaminación de los incendios forestales, principalmente en las ciudades de las regiones norte, sur y centro-oeste. El estudio mostró que las hospitalizaciones de niños desde el nacimiento hasta los 9 años y de personas de 80 años o más eran notablemente altas.

Si bien la mayoría de los incendios forestales ocurren en áreas remotas de Brasil, “el humo tóxico de estos incendios forestales en la región amazónica puede elevarse hasta de 2 mil a 2,500 kilómetros hacia la atmósfera y viajar grandes distancias, para amenazar a personas a miles de kilómetros de distancia”, Dijo Guo.

Los autores del estudio concluyen que: “los creadores de políticas y los profesionales de la salud pública deben generar conciencia sobre la contaminación de los incendios forestales para orientar las respuestas públicas prontas y tomar medidas para reducir la exposición a estos. Se deben implementar políticas y prácticas efectivas de manejo de tierras silvestres para cuidar la vegetación y mitigar el cambio climático en la medida de lo posible”.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone



The post Estudio asocia miles de muertes anuales por enfermedades respiratorias y cardiovasculares a incendios forestales  appeared first on Zenger News.