El mentón de Manny Pacquiao puede ser el objetivo perfecto para Yordenis Ugas

El legendario entrenador cubano, Ismael Salas (izquierda), confía en la victoria del campeón del peso welter de la WBA, Yordenis Ugas (derecha). “Hemos peleado contra zurdos de alto calibre para estar preparados contra Manny Pacquiao. Si alguien observa el historial de Yordenis, podrá ver que siempre los termina superando,” dijo Salas. (Sean Michael Ham/TGB Promotions)

Juan Manuel Márquez logró derribar con un derechazo al zurdo Manny “Pac Man” Pacquiao en dos ocasiones distintas durante su combate en diciembre de 2012. La primera fue en el tercer asalto del combate, mientras que la segunda fue en el sexto y último asalto, donde Márquez noqueó a Pacquiao y se llevó la victoria en este aclamado combate del peso welter. Un escenario similar pasó en septiembre de 2016, cuando Yordenis “54 Miracles” Ugas derrotó tras cuatro asaltos, en un nocaut técnico, al zurdo Bryant Perrella, con un fuerte derechazo tanto en el primero como en el último asalto.

Mientras que Márquez dejó noqueado a Pacquiao, mejorando su récord a 1-2-1 gracias a su rival caído, Ugas conectó una ráfaga de golpes contra el indefenso Perrella — quien había entrado al combate con un récord intacto de 14-0 (11 noqueos) pero no pudo bloquear los feroces golpes dirigidos a su cara y cuerpo, lo que forzó al referí a detener el combate.

Esos combates de hace varios años han tomado nueva relevancia y significado, ya que puede que Ugas (26-4, 12 nocauts) emplee una estrategia similar a la que usó contra Perrella; debe defender su título en el peso welter contra Pacquiao (62-7-2, 39 nocauts). El filipino, quien ha sido ocho veces campeón de división y ha mantenido un título en doce ocasiones distintas, se batirá contra Ugas el próximo 21 de agosto en la Arena T-Mobile en Las Vegas.

Yordenis Ugas (derecha) derrotó a Abel Ramos, para ganar el título de los 66 kilos de la WBA y convertirse en el primer campeón cubano del peso welter desde José Nápoles en abril de 1969. (Sean Michael Ham/TGB Promotions)

Debido a sus heridas, Ugos, de 35 años, remplazará al campeón de la IBF/WBC Errol Spence (27-0, 21 nocauts) en el evento principal de pago por evento de la Fox Sports Premier Boxing Championships.

“Manny Pacquiao es un boxeador sin igual. Sus golpes son explosivos y sabe cómo y cuándo moverse”, comentó Ismael Salas, el legendario entrenador cubano de Ugas, en una entrevista con Zenger. “Pero, a su vez, Manny Pacquiao no es Superman. Pacquiao ha estado subiendo de peso y está envejeciendo, algo que vamos a dejar muy en claro.”

Una parte de la estrategia de Ugas será el debilitar el cuerpo de Pacquiao con golpes corporales — tal como lo hizo con Perrella —, de tal manera que Pacquiao baje la guardia y deje el lado izquierdo de su mentón desprotegido.

Si eso llega a pasar el próximo agosto 21, Ugas podría volver a utilizar su brazo de kryptonita pura para tumbar a ‘Pac Man’.

“Si Pacquiao recibe un golpe de Yordenis, será tumbado en el acto,” dijo Salas. “Si tenemos la oportunidad, la aprovecharemos.”

Yordenis Ugas (derecha) conecta un derechazo en la pelea por el título del peso welter de la WBA contra Abel Ramos, en septiembre 2020, en una victoria que ganó por decisión dividida. (Sean Michael Ham/TGB Promotions)

Ugas, quien ganó una medalla de bronce en Beijing 2008, tiene un récord de 11-1 (5 nocauts) bajo el tutelaje de Salas, incluyendo una racha de tres victorias consecutivas contra luchadores invictos, y se mantiene en un peso de 66.5 kilos. El único contratiempo en la carrera de Ugas ha sido en una decisión dividida en un combate contra el entonces campeón de la WBC Shawn Porter, en marzo de 2019.

Porter solía ser el antiguo sparring de Pacquiao y, aun así, durante el combate con Ugas, recibió un fuerte golpe en el décimo asalto que le rasgó la piel alrededor de su ojo izquierdo. El excampeón considera que el boxeador cubano es la amenaza que Salas dice que es.

“Ugas tiene una defensa férrea,” dijo Porter, al referirse al estilo incómodo del boxeador cubano que se le dificultó. “Ugas tiene una diestra letal; suelta unos ganchos y golpes al cuerpo con mucho control en su técnica.”

El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, dijo a DAZN que está consciente de qué tan peligroso es Ugas.

“He visto grabaciones de sus peleas, y siempre ataca duro,” dijo Roach, quien ha sido nombrado siete veces como Entrenador del Año. “Siempre lanza un derechazo en todos sus combates. Siempre empieza el combate un poco alejado del oponente, aprovecha la oportunidad y asesta, tirándolo al suelo. Me dije a mi mismo, ‘este tipo ataca a matar.’”

Ugas lleva 5-1 (3 nocauts) contra zurdos en su carrera como profesional, incluyendo un 3-0 (2 nocauts) contra tres zurdos desde que entrena con Salas. Perrella obtuvo 11 nocauts consecutivos antes de unirse a los otros zurdos derrotados por Ugas.

Ugas ha obtenido un par de victorias contra boxeadores zurdos en 2018, con un nocaut técnico en el séptimo asalto contra Ray Robinson en febrero, así como una victoria por decisión unánime contra Cesar Miguel Barrionuevo en septiembre.

Las últimas tres victorias de Ugas han sido apantallantes: una victoria por decisión casi unánime contra el antiguo e invicto campeón Omar Figueroa júnior en julio 2019 y, en 2020, frenó en el séptimo asalto a Mike Dallas en febrero, así como una victoria por un título tras una decisión dividida contra el veterano Abel Ramos en septiembre.

Yordenis Ugas (derecha) venció a Abel Ramos (izquierda) para obtener la corona del peso welter de la WBA, la cual defenderá conta Manny Pacquiao el próximo 21 de agosto. (Sean Michael Ham/TGB Promotions)

Con su victoria sobre Ramos, Ugas se convirtió en el primer campeón cubano de 66 kilos desde que Jose Napoles derrotó a Curtis Cokes en abril de 1969.

“Las habilidades fundamentales de Yordenis son profundas,” dijo Salas, al referirse a Ugas, quien mide 175 cm, contra los 167 de Pacquiao, y con una ligera ventaja en el alcance de sus brazos, de 177 cm contra los 170 cm de Pacquiao. “Yordenis es un boxeador de 66 kilos, fornido, alto y resistente, con un fuerte mentón, un puño letal, un corazón grande y una amenaza para cualquiera que se le oponga en el cuadrilátero.”

El 10 de agosto se hizo el anuncio en que Ugas remplazaría al campeón de la IBF/WBC Errol Spence en el combate contra Pacquiao el próximo 21 de agosto. Aun así, Ugas ha sido capaz de ganar tres combates con poca antelación, incluyendo al ahora campeón interino, Jamal James en agosto 2016, y el actual desafiante del título de la división, Thomas Dulorme, en agosto 2017.

“Estoy acostumbrado a estos combates de a último minuto. No es nada nuevo para mí,” dijo Ugas. “Cuando recibí la llamada de que iba a cara a cara contra uno de los mejores boxeadores de la historia [Pacquiao], eso me motivo a esforzarme más que nunca.”

“En cuanto supe que iba a luchar contra Pacquiao, me puse a entrenar con toda intensidad. Siempre estoy listo para pelear contra todos que me pongan enfrente,” dijo Ugas. “Pelear contra Manny Pacquiao significa mucho para mí. Estoy peleando por mi patria y por el legado que dejaré. Este es el combate más importante de mi carrera”.

Ugas dice que su habilidad de prepararse con tan poca antelación ‘espanta a otros luchadores’.

“Yordenis siempre está listo para toda eventualidad,” dijo Salas. “Él nació listo. Nada lo toma por sorpresa.”

“Nunca pensé que estaría defendiendo un título contra Manny Pacquiao, pero por los últimos cinco años he sido uno de los boxeadores más activos y exitosos de hoy en día y estoy listo para ponerme a prueba una vez más,” dijo Ugas.

“Sé que Pacquiao es el favorito, pero a su vez, yo soy el campeón. Confió en mi habilidad en obtener una victoria. Subestimar a Manny Pacquiao no es una opción. Él estará preparado, y yo tengo que estar preparado para enfrentarme a los mejores para poder ser el mejor.”

Pacquiao, de 42 años, tiene un récord de 8-2 con un noqueo, desde que Marquez aprovechó la falla en sus habilidades ofensivas. Con este combate termina su racha de 25 meses sin entrar al cuadrilátero, tras su victoria de nocaut con decisión dividida en la que destronó a Keith Thurman en julio 2019, lo que marcó el récord de “One Time” a 29-1 (con 22 nocauts).

“Subestimar a Manny Pacquiao no es una opción,” repitió Ugas. “Él estará preparado, y yo tengo que estar preparado para enfrentarme a los mejores para poder ser el mejor.”

Salas está de acuerdo con Ugas.

“No hay nada que Manny Pacquiao pueda hacer que nos sorprenda,” dijo Salas. “Esta será una pelea de ensueño para Yordenis, quién ya está listo para la victoria.”

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone



The post El mentón de Manny Pacquiao puede ser el objetivo perfecto para Yordenis Ugas appeared first on Zenger News.