El güiro, el curioso instrumento latinoamericano

América Latina es el mayor productor de diferentes tipos de instrumentos con diversos patrones, sonidos y materiales, y resalta uno a base de una planta.

El “güiro”, de la familia de los raspadores, es popular en Cuba, Ecuador, Panamá, Puerto Rico, Colombia, México y República Dominicana. Se trata de un instrumento de percusión proveniente del fruto calabazo seco, igual que la cabasa y las maracas. Tiene forma de calabaza, es hueco y alargado y tiene estrías. En la actualidad se crea a partir de madera, plástico o hasta fibra de vidrio.

Se raspa con una varilla metálica o güirun tipo peine, el cual produce sonidos rítmicos que acompañan bailes y danzas de índole religioso o de cualquier otra cosa. Se incorporó a la orquesta clásica en el siglo XX gracias a compositores como Ígor Stravinski y Maurice Ravel.

 

 

“El Güiro”: Un instrumento musical de América Latina

Además de güiro, tiene otros nombres. Se le conoce también como churuca en Panamá, güícharo en Puerto Rico, reco-reco en Brasil, o güira en República Dominicana. En México hay antecedentes de este instrumento en zonas arqueológicas, encontrados con raspadores frutales. Es un instrumento que vibra entero para crear el sonido; es para toda la sociedad, desde zonas rurales hasta urbanizadas y es asociado con la música popular y folclórica de los países latinoamericanos.

“El güiro es como una huella digital porque por más que uno quiera hacerlos iguales no se dará. Lo primero que se debe hacer una vez que se tiene la pieza es trazar la línea para saber de dónde saldrá y a dónde la vamos a llevar. La distancia entre las líneas horizontales son las que darán sonido una vez que se echa mano del instrumento como tal”, dijo Josian Alvarado, experto güirero puertorriqueño.

Se tiene la creencia de que se originó en los pueblos indígenas del Caribe en Taíno, Puerto Rico, o que podría tener raíces africanas. Se ha descrito como un instrumento que acompañaba a los bailarines, y la primera referencia se registró en 1788, por Fray Íñigo Abbad y Lasierra, un monje historiador puertorriqueño.

En Cuba y Puerto Rico se utilizaba en el bailable y la música folclórica durante varios siglos, antes de hacerse popular como un elemento en la música latina como la conga y la salsa. Popularizado a partir del siglo XIX, se volvió un añadido en los equipos musicales, tal y como la batería u otros conjuntos internacionales de percusión.

“El güiro se traza, se hace dependiendo del tipo de música para el que va a ser usado, ya sea música campirana, música tradicional; el güiro es para acompañar no para entorpecer la música que se está creando en conjunto con otros instrumentos y eso debe quedar claro, por eso antes de elaborar un güiro artesanal se debe saber para qué tipo de música es que va a ser usado, insisto”, dijo Josian Alvarado.

Los güiros pueden adaptarse a otro tipo de instrumentos musicales; se usan para hacer ritmos, y no puede sintonizarse su sonido, el cual se produce al golpearse con un dispositivo llamado púa o raspador.

Los músicos cantan una canción dando la bienvenida al Papa Francisco a Cuba mientras pasa su primera noche en el país el 19 de septiembre de 2015 en Santiago de Cuba, Cuba. (Foto por Joe Raedle/Getty Images)

Entre los güiros de hoy, el material y el tamaño pueden variar; pueden medir entre 25 y 40 centímetros y hacerse de madera o hasta de plástico. Los tradicionales de calabaza con raspadores de madera siguen popularizándose en todo el mundo. Hay muchos tipos diferentes, con una amplia variedad de sonidos. Los más modernos han evolucionado hasta abarcar más características, como poder sacudirse para producir el sonido o llenarse de material para que pueda rasparse.

“Cuando la pieza está seca y no está rayado (esculpido en su piel) se le llama marimbo, que es familia de la calabaza. Estos güiros se siembran y crecen grande, pero cuando se desea algún tamaño en especial se corta, se acomoda, para que no salga tan grande. Al color clarito se le llama ‘güiro blanco’ y al oscurito ‘güiro castilla’, así los diferencias también”, dijo Josian Alvarado.

Existen varias maneras de adquirir uno, pues en su mayoría se hacen de manera artesanal. Si se piden por Internet, los hay en plataformas como Mercado Libre o Amazon, y si no, los distribuidores los fabrican. Su precio dependerá del material que se utilice, el modelo, la marca y la garantía.

Por Vanessa Sam y Christian Valera Rebolledo

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post El güiro, el curioso instrumento latinoamericano appeared first on Zenger News.