¿De dónde provienen los clásicos fantasmas de sábana?

Entre los miedos más grandes que comparte el mundo entero está el de cruzarse en el camino de un fantasma. Esa sensación de nerviosismo, incomodidad y estado de alerta que se entremezcla con la inmensidad de la noche, el silencio y la quietud de lo desconocido. Se dice que estos seres habitan entre el mundo de los vivos y los muertos; se pueden percibir con algunas señales que nos indican que están ahí tales como: sonidos, aromas, movimiento de objetos y titilar de las luces.

Aunque hay algunos que creen que los fantasmas son mera superstición, éstos aparecen con frecuencia en películas, obras de teatro, mitos y leyendas. No hay consenso sobre cómo lucen los fantasmas, sólo especulaciones. Incluso los niños tienen su interpretación sobre el aspecto de este ser sobrenatural. ¿Puedes adivinar cuál es?

¡Buu! El clásico fantasma de sábana blanca

Del griego φάντασμα, que significa “aparición”, estos fantasmas, espíritus o almas en pena son muertos que se quedaron en medio de dos dimensiones, los cuales no pudieron llegar al descanso eterno después de la muerte. Son seres abstractos capaces de “darle vida” a objetos inanimados.

“Son seres abstractos capaces de “darle vida” a objetos inanimados.” (Foto de Jan Canty/Unsplash)

Las religiones antiguas han utilizado estas entidades sobrenaturales para asustar a la sociedad, amenazar con que ése será el final para aquellos imprudentes que no sigan la doctrina.

Existen muchas leyendas e historias en las que los fantasmas se ven representados de diferentes maneras, pero el más clásico es la figura de una sábana blanca que arrastra grilletes o cadenas, alma errante que tiene una misión que no pudo cumplir en vida. El origen de la representación de los fantasmas proviene de un libro del siglo I. En el volumen había una carta escrita por el joven Plinio (libro 7, carta 27), quien describió la imagen de un espectro o fantasma de la siguiente forma: “En el silencio de la noche se oía un ruido, al comienzo se escuchaba el estrépito de unas cadenas a lo lejos, y luego ya muy cerca, aparecía la imagen de un anciano consumido por la flacura y la podredumbre, con una barba larga y cabello erizado; grilletes en los pies y cadenas en las manos que agitaba y sacudía”.

Así, la sábana del simpático Gasparín tiene su origen en los sudarios, lienzos de lino o algodón blanco con los que antiguamente se envolvían los cadáveres.

“El simbolismo de la sábana se remota a la edad media, en donde se acostumbraba a enterrar envueltos a los muertos, tal como La Biblia mostró a Jesucristo con la manta sagrada.” (Foto de Danilo Alvesd/Unsplash)El simbolismo de la sábana se remota a la edad media, en donde se acostumbraba a enterrar envueltos a los muertos, tal como La Biblia mostró a Jesucristo con la manta sagrada. Por lo tanto, la sabana del simpático Gasparín tiene su origen en los sudarios, lienzos de lino que se utilizó para envolver a los difuntos durante la antigüedad. En el siglo 13, los fantasmas tenían una nueva representación. La gente empezó a creer que los fantasmas eran espíritus que habían dejado sus cuerpos, para poder manifestarse con la ropa en la que estaban enterrados.

Estos relatos han formado parte de incontables historias en la gran pantalla grande, en la televisión, libros y muchos otros medios. En 2017, “A Ghost Story” (Director David Lowery), protagonizada por Casey Affleck y Rooney Mara, fue una película que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, llevándose aplausos y premios del publico internacional. Se puede presenciar la típica historia de un fantasma que quedó atrapado en la casa donde vivió con su novia en vida. Esta pareja se tuvo que separar, pero su amor perduró hasta ver pasar a más generaciones en ese hogar.

(Traducido y editado por Mario Vázquez. Adaptación al español por Rafael Prieto.)



The post ¿De dónde provienen los clásicos fantasmas de sábana? appeared first on Zenger News.