¿Cómo llegó la radio a México?

La radio es un medio de comunicación que ha unido pueblos desde su creación y hasta nuestros días. Su invento fue una revolución en su época, por la forma en que la sociedad podía comunicarse, sin importar las distancias. Actualmente este medio de comunicación se ve amenazada por los cambios tecnológicos y digitales y debe adaptarse y reinventarse.

Hace poco más de un siglo, fue de los principales inventos que ayudaría a la humanidad por el resto del siglo XX. Acercó a la gente a pesar de la distancia, al permitir que audiencias en todo el mundo fueran testigos de hechos importantes a nivel mundial que marcaron la historia. En México, la radio se convirtió rápidamente en uno de los principales medios de información y entretenimiento, junto con el periódico.

La radio es un medio de comunicación que se niega a morir. (Foto de Charlie Ramirez)

La radiodifusión con su impacto nacional en México

Los hermanos Pedro y Adolfo Gómez Fernández trajeron la radio a México en el año 1921, e instalaron el primer equipo de transmisión en la planta baja del Teatro “Ideal” de la Ciudad de México. El primer programa radiofónico que se transmitió solo se pasaba al aire los fines de semana de 8 a 9 de la noche, hasta enero de 1922. En la ciudad de Monterrey, Constantino de Tárnava lanzó su emisora Tárnava Notre Dame (TND) el mismo año, la cual también se mantuvo al aire por unos meses. En ambas situaciones las emisiones fueron musicales y de poesía. Fue una década completa en la que la radio fue experimental, pues había segmentos musicales, culturales y políticos, pero duraban pocas horas y no contaban con organización ni estructura.

Nacieron emisoras de radio que se convertirían en pioneras, como la emisora de la fábrica de cigarrillos “El Buen Tono”, a la que le asignaron las siglas XEB, hoy “La B grande de México”. El 5 de febrero de 1930, nueve años después de la llegada de la radio al país, surgió “Radio Mundial XEN” (El fonógrafo) la primera que ofrecía un servicio de noticias en la nación.

En septiembre del mismo año inició operaciones la “XEW”, de Emilio Azcárraga Vidaurreta, pero esta se diferenció de las demás, porque contaba con una planta de 5 mil watts de potencia, alcanzando a un público dentro y fuera de México. Se conoció en el Centro y Sur de América, lo que le dio su fama y lema, “La voz de la América Latina desde México”.

 

En la década de 1950, la radio tuvo una época difícil; llegó la televisión, y la sociedad mexicana encontró una nueva forma de entretenimiento, pero la radiodifusión supo colocarse con nuevos proyectos y contenidos, además de desarrollarse comercialmente sin necesitar nada de la televisión.

Aunque la radio revolucionó el siglo XX, ahora es el Internet quien lidera el siglo XXI, por lo que la radio busca adaptarse para mantenerse. Sigue siendo un medio de comunicación importante para el país, continúa transformándose y se mantiene vigente. Se enfrentó a la llegada de la televisión y después a la era digital, pero la radio destaca por sus cualidades auditivas que despiertan a la imaginación, apoyada por la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) como el medio ideal que une comunidades, fomenta el diálogo y estrecha lazos a través del sonido.

 

La radio en la actualidad

A pesar de que algunos especialistas en los medios de comunicación consideran que la radio está en sus últimas etapas, a menos que se fusione con otros medios digitales, otros aseguran que, al ser un medio de comunicación que no necesita del Internet, conserva sus raíces, lo cual es especial, ya que acompaña a la sociedad mexicana en el transporte público, en el trabajo o en el hogar.

“La radio es un medio de comunicación que, a pesar del tiempo, se mantiene vigente a pesar de las nuevas tecnologías de la información, tanto que a pesar de que el Internet es un medio de prontitud, la radio ha entendido que necesita adaptarse a esta, pero no deja de perder su magia y aún la gente le gusta imaginar cómo es quien está atrás del micrófono y eso no se lo puede quitar el Internet, es parte de esa magia”, dijo Byron Zamora Giorgge, locutor de radio.

“Lo que está haciendo la radio es ampliar más sus horizontes, llegar a lugares en donde la señal no puede llegar, pero se tiene un celular con Internet, es más que suficiente para llegar a un radioescucha o familia para alegrar su día o informar acerca de hechos importantes”, dijo Zamora Giorgge.

La Radio en México ha perdurado por décadas, gracias a sus contenidos. (Foto de Charlie Ramirez)

La radio es un medio que transforma, entretiene, informa y enseña a todo el público radioescucha, según la ONU. Cuando se tiene una radio nunca se está solo, además de que es la herramienta que alcanza distancias en poco tiempo. Es dinámica, inmediata y de gran calidad, pues la información que se difunde suele ser verificada por profesionales de la comunicación y de las áreas especializadas que se aborden. Así, mantiene mejor reputación que los medios digitales, donde no puede filtrarse la inmensa cantidad de información hallada en la web.

 

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)



The post ¿Cómo llegó la radio a México? appeared first on Zenger News.