Administración de Biden responde al incremento de niños migrantes

Aunque la Casa Blanca ha declarado enfáticamente que la frontera entre México y Estados Unidos no está abierta, la administración del presidente Joseph R. Biden Jr. se apresura a procesar el creciente número de casos de niños migrantes no acompañados detenidos por agentes fronterizos de los Estados Unidos.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos había detenido a un récord de 4,276 menores no acompañados al 14 de marzo, un incremento de más de mil niños con respecto a la semana anterior. Los inmigrantes comenzaron a cruzar en masa la frontera con México después de que Biden, tras asumir la presidencia el 20 de enero, firmara órdenes ejecutivas que detuvieron las deportaciones y revocaron el programa Permanecer en México de la administración de Donald J. Trump.

En febrero, los agentes fronterizos dijeron que, “encontraron a 100,441 personas que intentaban ingresar [a los Estados Unidos] a lo largo de la frontera suroeste. Este total representó un incremento del 28 por ciento con respecto a enero de 2021”.

También en febrero, agentes del sector del Valle del Río Grande, en Texas, “detuvieron a 16,583 unidades familiares y 11,242 niños no acompañados”, dijo la patrulla fronteriza en un comunicado de prensa del 17 de marzo. “Esto ha marcado un incremento de más del 100 por ciento en ambas categorías”.

Si bien la administración permite que los niños no acompañados ingresen al país, los adultos solteros y las familias que cruzan sin documentos son rechazados, con algunas excepciones.

Respuesta de la Casa Blanca 

“El presidente Biden ha dejado claro desde el primer día que quiere cambiar nuestro sistema migratorio”, dijo Roberta Jacobson, coordinadora para la frontera suroeste del Consejo de Seguridad Nacional, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 10 de marzo.

“El presidente se ha comprometido a buscar 4 mil millones de dólares durante cuatro años para abordar las causas fundamentales de la migración, incluidas la corrupción, la violencia y la devastación económica agravada por el cambio climático. Como parte de ese plan, abordaremos las causas que obligan a las personas a migrar.”

Jacobson anunció el reinicio del programa de Menores Centroamericanos, que permitirá que los niños se reúnan con alguno de sus padres que resida de forma legal en  Estados Unidos. Ese programa se detuvo bajo la administración de Trump.

Durante una entrevista con una cadena de televisión el 16 de marzo, Biden dijo a los posibles migrantes: “No vengan”.

Recursos adicionales solicitados 

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas, dijo en un comunicado el 16 de marzo que su agencia ordenó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias “que ayude a desarrollar la capacidad necesaria para hacer frente al incremento de niños [migrantes] no acompañados”.

También anunció planes para abrir nuevos centros de procesamiento operados de forma conjunta por la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y el Departamento de Salud y Servicios Humanos. En estos centros, los niños podrán ser colocados bajo el cuidado de este último “inmediatamente después de que la patrulla fronteriza los encuentre”.

“También estamos identificando y equipando instalaciones adicionales para albergar a los niños no acompañados hasta que sean colocados con familiares o patrocinadores [quienes serán responsables de ellos en  Estados Unidos]. Estas son soluciones a corto plazo para abordar el incremento de niños no acompañados”, dice el comunicado.

“A más largo plazo, estamos trabajando con México y organizaciones internacionales para expandir nuestra nueva plataforma virtual, de modo que los niños no acompañados puedan acceder a ella sin tener que emprender el peligroso viaje a nuestra frontera”.

La plataforma virtual “permite que las personas con casos activos en el programa Permanecer en México se registren para recibir ayuda mediante sus teléfonos”, dijo Jacobson durante su conferencia de prensa.

También se le ha pedido a la Cruz Roja que ayude a encontrar refugio temporal para los menores no acompañados, dijo Michael Hart, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Los refugios, que son administrados por voluntarios capacitados que se someten a verificaciones de antecedentes, se adherirán a los protocolos de seguridad de COVID-19, dijo la Cruz Roja. Mientras tanto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha abierto viviendas temporales para tres mil  adolescentes en el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison de Dallas, en coordinación con voluntarios de la Cruz Roja. Las instalaciones se pueden utilizar hasta por 90 días.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias declaró el 12 de marzo que la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 incluye $110 millones para ayudar a organizaciones de  Estados Unidos a brindar asistencia humanitaria a los migrantes de la frontera con México.

El presidente Joe Biden firmó varias órdenes ejecutivas con directivas migratorias en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 2 de febrero de 2021. Dichas órdenes tienen como objetivo reunir a las familias migrantes que fueron separadas en la frontera entre Estados Unidos y México y autorizar una revisión general de las políticas migratorias del expresidente Donald Trump. (Doug Mills-Pool/Getty Images)

Legislación respaldada por la administración 

El gobierno de Biden busca que el Congreso apruebe $4 mil millones para que su Proyecto de Ley de Ciudadanía de los Estados Unidos de 2021 pueda “abordar las causas subyacentes de la migración en la región, incluso incrementando la asistencia a El Salvador, Guatemala y Honduras, condicionada a su capacidad para reducir la corrupción endémica, violencia y pobreza que hacen que las personas huyan de sus países de origen”.

El proyecto de ley también establecería centros en toda América Central para registrar y procesar a las personas desplazadas en el sistema de Reasentamiento de Refugiados “y otras vías migratorias legales” en Estados Unidos u otros países socios.

Si bien muchos menores cruzan la frontera solos para reunirse con sus familiares, otros huyen de la violencia y la pobreza. El Departamento de Salud y Servicios Humanos “está legalmente obligado a brindar atención a todos los niños hasta que sean entregados a un patrocinador adecuado, casi siempre un padre o pariente cercano, mientras esperan los procedimientos migratorios”, según su sitio web.

Aunque los menores no acompañados que se encuentran bajo la custodia de la patrulla fronteriza por ley no pueden estar detenidos más de 72 horas, se informa que cientos lo han estado por más de 10 días.

Otros cambios de política 

“Hemos terminado con los llamados Protocolos de Protección al Migrante, que enviaban a personas de regreso a México para esperar, a veces durante años, la oportunidad de presentar sus solicitudes de asilo”, dijo Jacobson. El extenso campamento de Matamoros, México, considerado peligroso y sobrepoblado, ha sido cerrado.

“Trabajando con el gobierno de México, organizaciones internacionales y las ONG, hemos admitido de manera segura a más de mil 00 migrantes” y cerrado el campamento, dijo.

La administración también puso fin al acuerdo de intercambio de información entre el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos y las agencias que se ocupan de los niños migrantes no acompañados.

El programa de Menores Centroamericanos ha sido restaurado, “para reunir a los niños calificados de El Salvador, Guatemala y Honduras con sus padres que están legalmente presentes en los Estados Unidos”. El programa había finalizado en 2017.

La administración de Biden también ha lanzado un portal de inmigración que ofrece una descripción general de las acciones ejecutivas del presidente, la legislación propuesta y otra información pertinente.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)



The post Administración de Biden responde al incremento de niños migrantes appeared first on Zenger News.